Actualidades: Profesor Jan Ryn: "Aparte del cocainismo, como vicio común entre los habitantes de los Andes, existe también el alcoholismo. En la vida cotidiana se puede observar la práctica del consumo del alcohol, en el periodo de las fiestas y rituales relacionados con ellas." El Reportaje en nuestra nueva edición./ Bernard Francou, glaciólogo francés: "Si Groenlandia y la Antártica se derriten, el nivel del mar subiría de 60 metros.Ciudades como Guayaquil, New York, New Orleáns y Londres desaparecerían...
Actualizado miércoles 23 de agosto 2017
Home Hacer Patria hoy, es cuidar la Naturaleza
 
Hacer Patria Hoy, es cuidar la naturaleza PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Pr.Luis Lliboutry   

 Trazado de Límites en los Hielos Continentales Patagónicos

"No creo que los economistas y banqueros que manejan nuestro mundo puedan jamás comprender porqué el Trazado de límites  en la Patagonia austral ha sido tan difícil y apasionado."

Luis Lliboutry es considerado como el padre de la glaciologia moderna. Participó en la famosa expedición de Lionel Terray y Guido Magnone al Fitz Roy en 1952.

No hay en esos hielos, bosques y ásperas montañas barridas por el viento, riquezas minerales por explotar ( si las hubieron, millones de años de erosión glaciar, las ha acarreado y esparcido por toda la pampa, los ríos y canales).  No es lugar de paso obligado para salir al mar o entrar en fértiles tierras.  No, las causas para que el trazado de límites en la Patagonia se volviera apasionado y difícil, fueron sentimentales, simbólicas, de esas que no entran en las ecuaciones aceptadas por las computadoras.  Digamos que en las causas hubo amor a la Patria.  Pero ese amor tomaría rasgos peculiares en el caso de los Andes Patagónicos.  Proteger a sus súbditos de peligros naturales, como el vaciamiento repentino de lagunas de represa glacial, acudir en auxilio – si es menester – para impedir el vandalismo en los refugios, el incendio de bosques o la caza prohibida:  todos esos deberes de uno u otro Estado necesitaba un trazado preciso de los limites, que no dejase una “tierra de nadie” en los hechos.  Soberanía sobre una comarca es ante todo, responsabilidad de lo que en ella ocurre.  Pero esa responsabilidad no interesa tan solo a Chile y Argentina.  Los problemas ambientales abarcan al planeta entero.  Con el desarrollo del turismo, se sabe por todo y en todo el planeta, que los Andes Patagónicos, constituyen uno de los mas soberbios patrimonios naturales de la humanidad; uno de los pocos aún no echados a perder por el Hombre para satisfacer sus intereses inmediatos.  El mantenimiento de este patrimonio incumbe a Chile y Argentina, pero la Humanidad entera y las futuras generaciones son y serán sus beneficiarios. 

La cooperación entre ambos países es necesaria para que se desarrollen las distintas actividades, desinteresadas y apasionantes, que permitan que los Hielos Patagónicos, puedan ser un atractivo para la mera observación turística – paisajística – pasando por un esforzado trekking o andinismo de alto nivel, hasta para la investigación científica.  La explotación, tal como se hacia en los siglos pasados, se acabó.  Los lugares remotos vírgenes – es decir, sin huella humana – que quedan, han sido todos observados por aviones o satélites y ya no son áreas pintadas de blanco en los mapas.  Las ultimas exploraciones son de detalle, en particular para las rutas de acceso a las cumbres, pero hasta eso se hace más raro y difícil cada temporada, y solo queda el deporte.  Como la curiosidad sigue siendo un carácter fundamental del espíritu humano, otra actividad ha suplantado la exploración de antaño:  la investigación científica desinteresada.

En lo que se refiere a glaciología, mi análisis de todo lo publicado hacia 1997 acerca de los Andes Patagónicos, me ha revelado las siguientes grandes incógnitas actuales.
¿Cuales fueron los avances y los retrocesos de los hielos durante los últimos 18.000 años, desde su mayor extensión?  Habría que averiguar si los avances y recesiones a escala del siglo y del milenio, fueron sincrónicas en ambos lados, si fueron sincrónicas con las de la región de los lagos y con las del hemisferio norte. Sin duda no hubo sincronismo estricto, y es un punto esencial para comprender las variaciones del clima a la escala mundial.

 

¿Que factores rigen el desprendimiento de témpanos en los lagos pede montanos, sin olas ni mareas?  Todo el estudio de las temperaturas y corrientes en esos lagos esta por hacerse.  Y, del lado Chileno en los  glaciares San Rafael y Bruggen, ¿por qué esas velocidades transitorias sumamente altas que han sido medidas desde satélite?
Todos estudios han de ser coordinados a ambos lados de los Campos de Hielo.  Serían mucho más factibles ( así como el trekking y el andinismo) si cualquier expedición pudiera partir de un punto poblado en los canales chilenos y llegar a otro punto poblado en la pampa argentina, a la misma latitud.  Y en esos puntos no solo debería haber albergue para esperar el buen tiempo, teléfono y otras facilidades (lancha a motor, caballos de carga), sino también una estación metereológica, médico para urgencias y personal que hiciese respetar la ley guardaparque ( policía o carabinero).  Una red de tales bases logísticas, hecha de manera coordenada por Chile y la Argentina a la vez, sería un factor esencial para el mejor aprovechamiento de los Parques Nacionales actuales ( y de sus deseables extensiones).  Haría de los Andes Patagónicos un lugar predilecto para ciertos deportes e investigaciones científicas,  a escala mundial.  Es cierto que los ingresos del turismo allí serían de poco peso en los cálculos macroeconómicos, pero la fama que daría tal organización a ambos países, ya lo he dicho, no puede entrar en las computadoras.  En los Andes de Patagonia austral, hoy en día “hacer patria”, es proteger la Naturaleza.  Mucho más que poner un hito fronterizo un poco mas acá o allá.

 
 

Indices Revista Andes

Couverture-Ed-130.jpg

www.lan.com

www.enjoytour.cl

www.gbtbolivia.com

Banner
Banner

QUIENES SOMOS

Linea EditorialEl Equipo